Federico Sciurano, saludo de fin de año 2013-2014