22/12/2016

VUOTO REALIZÓ UNA FÉRREA DEFENSA DE LAS AUTONOMÍAS MUNICIPALES

El intendente Walter Vuoto, junto a su par de Río Grande, Gustavo Melella, realizaron una férrea defensa de las autonomías municipales ante el pedido de declaración de certeza presentado por el Gobierno provincial ante el Superior Tribunal de Justicia, para que defina la potestad del cobro del Impuesto Inmobiliario.

Fue en la reunión que ambos mantuvieron con un grupo de legisladores encabezados por el titular de la Comisión de Presupuesto, Pablo Blanco, en el edificio de los bloques del Parlamento, a la que también asistieron funcionarios y concejales de ambas ciudades.

Vuoto agradeció la apertura de la Legislatura “para recibir la preocupación de los municipios” y expresó que actualmente “la deuda de coparticipación ronda los 140 millones, sumado a la presentación ante la Justicia de la declaración de certeza sobre el Impuesto Inmobiliario y el antecedente que se plantea para el reclamo futuro del Impuesto Automotor”.

El intendente de Ushuaia solicitó a los legisladores modificar el artículo de la ley 1075 que abrió la puerta a la judicialización de la postura política impulsada por el gobierno provincial sobre recursos municipales. “Me interesa que a la gobernadora (Rosana) Bertone le vaya bien. Comparto que no lo hace intencionalmente, pero las medidas que se tomaron no resolvieron los problemas estructurales de la Provincia”, advirtió y aseguró que los recursos del Impuesto Inmobiliario son muy importantes para las arcas provinciales.

“No voy a ser el intendente que entregue la autonomía municipal”, dijo Vuoto. “No lo hizo Mario Daniele, no lo hizo Garramuño, no lo hizo Sciurano, no voy a ser yo quien entregue la autonomía”, confirmó.

“Vamos a ir a una batalla para no solucionar nada”, advirtió sobre la presentación del Gobierno provincial, y volvió a pedir que “modifiquen el artículo”.

“Todas las decisiones que se han tomado a principio de año no garantizaron, como dijo la legisladora Myriam Martínez, las cuestiones de fondo financieras y económicas de la Provincia. Y  si a nosotros nos recortan el Impuesto Inmobiliario nos significa dar de baja la recolección de residuos de Agrotécnica Fueguina y recortar 300 empleados municipales en esta crisis que atraviesa la Provincia, porque ha sido un año muy difícil”.

En tanto, argumentó que “necesitamos sí o sí que nos den una respuesta ya que en este contexto político, social y económico en el que el Gobierno sigue avanzando sobre nuestros recursos, hay una gran preocupación por parte de todos los empleados municipales y de la ciudad”. Y sostuvo que varias veces se presentó con otros funcionarios a dialogar con el Ejecutivo provincial, desmintiendo los dichos en contrario del vicegobernador Juan Arcando: “Le contesté que hemos ido varias veces y de hecho leí una declaración de él del año 2013 donde estaba de acuerdo con el pensamiento que la retención de coparticipación era un delito, y hoy defiende una deuda del Gobierno provincial para con los municipios de 140 millones de pesos”.

Asimismo, Vuoto cuestionó que “están queriendo arrodillar a los Municipios, entonces que se lo digan a la gente que vamos a terminar de quebrar, que todavía no nos han bajado el plan de obra pública”, y en esa línea afirmó que “nosotros en definitiva lo que debemos hacer es cuidar a la Municipalidad; el intendente Mario Daniele defendió la autonomía, Garramuño y Sciurano también, y yo no voy a ser el Intendente que entregue ni medio milímetro de autonomía que esta está dada por los recursos financieros y no tenemos otra. Por eso sostenemos que al momento de generar esta deuda de 140 millones desde la Provincia, más la decisión de querer manotear el impuesto inmobiliario, lo que hacen es quitarnos la autonomía”

En ese contexto, el titular del Ejecutivo capitalino indicó que “si quieren delegados municipales que los pongan, pero que le blanqueen a la sociedad que están yendo hacia un camino que no tiene regreso para los Estados municipales”, y afirmó “yo me voy a poner a la cabeza de la defensa de la Municipalidad de Ushuaia como la han hecho mis predecesores”.

Además, refirió que entre el Impuesto Inmobiliario y el Automotor “son unos 200 millones de pesos, y realmente nos quiebra. Terminar el año así y recordar cómo lo empezamos con un conflicto estatal que no logró sanear el déficit de la Provincia, dicho por la legisladora Martínez, qué nos garantiza a nosotros que todas esas decisiones no terminen definiendo absolutamente nada y que en definitiva vayan en contra de las autonomías financieras de los municipios, que son las instituciones más antiguas de la provincia”.

El Intendente anticipó que tras el receso se va a presentar un proyecto en el Parlamento para “ver quién acompaña la modificación de la ley 1075, quién defiende y cuida a los Estados municipales. Creo que la casa política está para tomar postura y yo defino tomarla por el Municipio de Ushuaia y defender mi gente. Si ellos quieren esperar el fallo judicial es el fracaso de la política”.


Publicado por: Sergio Sarmiento